Lentes de sol: La guía indispensable

Las gafas de sol son un elemento imprescindible para cuidar la salud de nuestros ojos, ya que la radiación solar puede dañar nuestros ojos. En este sentido, utilizar lentes de sol polarizados es una excelente elección debido a la alta protección de este tipo de lentes.

Los lentes de sol están especializados diseñados para reducir el deslumbramiento que produce la reflexión de la luz en superficies como el agua, la nieve y el vidrio. El deslumbramiento distorsiona el verdadero color de los objetos y los hace más difíciles de distinguir. Los lentes de sol polarizados pueden ser útiles para ciertos deportes y para conducir, ya que ayudan a los participantes a ver con mayor claridad y evitar peligros potenciales.

¿Cómo funcionan los lentes de sol polarizados?

Los lentes de sol polarizados están disponibles en una variedad de colores, dependiendo del material del que están hechos los lentes. Los colores más oscuros proporcionan niveles más altos de polarización.

La luz solar puede absorberse o reflejarse en varias direcciones diferentes. La luz del sol que rebota en superficies horizontales como el agua, la tierra o el capó de un automóvil generalmente se refleja en una dirección horizontal similar. Este reflejo produce una fuente agitadora de deslumbramiento que no solo crea incomodidad visual, sino que también puede causar un deslumbramiento potencialmente cegador. El deslumbramiento tiene el potencial de crear una situación muy peligrosa, especialmente al conducir.

 

Los lentes de sol contienen un filtro laminado que solo permite que pase la luz orientada verticalmente. Esto bloquea la luz orientada horizontalmente para que casi se elimine el deslumbramiento.

Los colores más comunes de las lentes polarizadas son el gris y el marrón. Sin embargo, dependiendo del fabricante, pueden estar disponibles muchos otros colores. El color verde, amarillo o melanina también son colores muy populares.

Ventajas de los lentes de sol polarizados

Un par de lentes de sol de buena calidad es sinónimo de un polarizado de calidad, ofreciendo las siguientes ventajas sobre los lentes de sol no polarizadas:

  • Mejora el confort visual
  • Mejora el contraste y la claridad visual.
  • Reduce la fatiga visual
  • Permite una verdadera percepción de los colores.
  • Reduce los reflejos y elimina el deslumbramiento.

En general, la polarización es la mejor opción para las personas preocupadas por la luz solar debilitante y el resplandor. Sin embargo, hay quienes no pueden usarlos. Ya sea el motivo psicológico o neurológico, hay quienes dicen que las lentillas los marean o desorientan, mientras que otros insisten en que crean un efecto tridimensional artificial.

Para este subconjunto de individuos, es posible que las células fotorreceptoras en la parte posterior de sus ojos capten las señales de luz verticales de manera diferente al resto de nosotros. En estas circunstancias, los lentes tintados pueden ser la mejor opción.

También hay ocupaciones que requieren que un trabajador pueda leer ciertos números digitales en una pantalla de cristal líquido. Las lentes polarizadas a veces pueden interferir con la visibilidad de los números y deben evitarse.

¿Cómo saber si sus lentes de sol están polarizados?

Si no está seguro de si sus lentes están polarizados: Lleve sus gafas de sol a la farmacia y tome un par de gafas de sol polarizadas del estante.

Coloque la lente de sus gafas de sol en un ángulo de 90 grados con la lente de las gafas de sol de la farmacia.

Si las lentes combinadas se vuelven oscuras o casi negras, sus gafas de sol están polarizadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *