A la hora de invertir, un aspecto no menor se relaciona a preservar el valor, para que en caso de una pérdida imprevista, uno pueda al menos recuperar lo invertido. Cuando compras acciones, no existe un seguro que te permita recuperar el monto de tu inversión si es que pierdes. Algunos accionistas de La Polar habrían pagado felices una póliza que cubriera una baja brusca del precio. En las inversiones inmobiliarias en cambio, es posible asegurar tu inversión. Para esto, en esta ocasión abordaremos la conveniencia de asegurar los inmuebles. 

En el caso de Chile, los seguros de desgravaren e incendio son obligatorios para obtener un crédito (si compras la casa al contado, no es obligación). Se puede aumentar la cobertura para fenómenos de la naturaleza como rayos, terremotos o tempestades, y también para robos y vandalismo. 

Para ver las ventajas de tener la cobertura, ilustraremos qué ocurriría en el caso de una tormenta. En el objetivo de facilitar la comprensión, haremos una comparación en un caso “con seguro” y otro “sin seguro”. 

Situación: un inversionista compró una casa en 200000 dolares en el año 2007, para ello contrajo un crédito a 30 años. El inversionista se ha asesorado, y sabe que alrededor del 2014, la propiedad debería valer un 30% más que cuando la compró. En Julio, durante las vacaciones de invierno, ocurre una tormenta que deja inutilizable la casa. La casa deberá ser sometida a reparaciones mayores, y en caso de vender la propiedad, el valor máximo a obtener será de 140000 dolares (poco más de la mitad del valor de compra). 

Veamos qué pasaría si este inversionista no tuviera un seguro contratado. Tienes dos opciones: 

– Vendes la casa a 140000 y compras una nueva que es más cara que los 200000 que pagaste unos años atrás, porque con los años el sector se ha valorizado. 
– Reconstruyes la casa y sigues pagando el crédito hipotecario. 
– En resumen, en ambos casos habrá una pérdida, ya sea porque ahora la casa vale menos y no podrás recuperar el monto total, o bien porque deberás financiar la reconstrucción. 

Ahora bien, examinemos qué ocurre si es que tomó un seguro: 
– Dependiendo de la póliza que contrataste, la compañía aseguradora te devolverá como máximo 200000 dolares (atento con el tema de la póliza, no todas devuelven el 100% de la inversión) – En el peor de los casos, te tramitarán unos meses para entregar el monto del crédito. Puede ser que tengas que pagar uno o dos meses de arrendamiento pero finalmente recibirás tu dinero. Podrás comprar una nueva casa y no habrás perdido tu inversión. 
– Después de recibir tu cheque, la pérdida será muy cercana a 0

Ok, ahora tienes que comprar un nuevo departamento, y perdiste dinero por los arriendos que tuviste que pagar mientras no tenías donde vivir, pero en comparación al caso “sin seguro”, este es el mal menor. 


Para terminar, nunca está de más recalcar los siguientes tips antes de contratar un seguro: 
– Infórmate muy bien respecto a lo que cubre tu seguro, y respecto a lo que debe incluir la póliza. 
– Teniendo clara la cobertura, compara bien los precios antes de contratar. Te recomiendo buscar un asesor externo de seguros. 
– Verifica que la empresa es la aseguradora directa o un corredor de seguros. El corredor sólo te vende el seguro. Por ejemplo Cencosud es un corredor de seguros, y Magallanes es el asegurador. 
– Chequea que los plazos para cobrar el seguro en caso de siniestro estén alineados con lo indicado por tu compañía de seguros. 
– Si vas a comprar al contado, no olvides de cotizar tu seguro. Recuerda que son sólo obligatorios para quienes toman créditos. 

Espero les haya quedado un poco más claro el tema de seguros. Proteger tu propiedad es un asunto de máxima importancia a la hora de invertir. 

Que tengan una excelente semana.

Un comentario sobre “¿Por qué contratar seguros para negocios de plusvalía?”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *